El consumidor está cada vez más concienciado, es más exigente y respetuoso con el mundo que le rodea

En la búsqueda de productos más sencillos y a la vez seguros y beneficiosos, la producción ecológica es una alternativa que aprovecha al máximo los recursos renovables disponibles. Además es la opción más natural para alimentar a los más pequeños, que aún tienen un aparato digestivo sensible.

La utilización de ingredientes tradicionales, como la quinoa, espelta o cereales integrales amplían el abanico nutricional de las gamas y beneficios, como el aporte de aminoácidos esenciales, vitaminas, minerales y fibra, naturalmente presentes en los ingredientes.

La tradición de Ordesa en la fabricación de cereales infantiles nos ha permitido trasladar a la producción de cereales ecológicos lo mejor de nuestra capacidad de innovación y de las ventajas nutricionales de las fórmulas respetando pulcramente la filosofía de la alimentación biológica.