Factores como la calidad, los ingredientes saludables y el sabor, son cada vez más tenidos en cuenta a la hora de escoger un producto.

Las "funcionalidades" añadidas aportan beneficios adicionales, permitiendo mejorar la composición de los alimentos según las necesidades de la población

El mercado es cada vez más exigente, la diferenciación por la calidad y la funcionalidad de los ingredientes es cada vez más determinante. El enriquecimiento de los alimentos con cereales es un hecho cada vez más habitual. Su aporte funcional y bajo nivel de grasas hacen que este ingrediente se convierta en un excelente compañero para mejorar otros productos del lineal.

Ofrecemos una gama de cereales específicos para la industria alimentaria, con diferentes aplicaciones tecnológicas y nutricionales. El proceso de producción posibilita distintos grados de hidrólisis del almidón, hasta llegar al 85%.

Ello permite utilizar estos productos/ingredientes como texturizantes naturales.

Aplicaciones : Lácteos, galletería, procesados de fruta...

Ventajas:

  • Mayor digestibilidad gracias a la hidrólisis durante la fabricación.
  • Elevada solubilidad, con distintas granulometrías y DE según aplicación.
  • Baja viscosidad.
  • Dulzura natural. Producto naturalmente dulce, evitando así la adición de edulcorantes si se desea.
  • Posibilidad de blendings con otros ingredientes funcionales: prebióticos, probióticos, frutas...