Una de las principales preocupaciones de los padres es la alimentación de sus hijos

Los cereales son, en muchos casos el segundo alimento que toma el bebé después de la leche.

La fabricación de cereales para los más pequeños es una responsabilidad que asumimos con gran dedicación desde hace más de 70 años. Los hábitos alimenticios van muy ligados a la cultura del lugar. El gusto es muy importante en la introducción de nuevos sabores en la alimentación del bebé.

Nuestro exclusivo proceso de fabricación, mediante hidrólisis, nos permite ofrecer productos específicos acordes con las necesidades del bebé y niño (extra fibra, trastornos digestivos, probióticos, sin azúcares añadidos…) La combinación entre los requisitos particulares y los diferentes sabores desarrollados según zonas nos otorga una amplia variedad de más de 80 referencias. Contamos con instalaciones independientes para fabricar productos con y sin gluten y así evitar trastornos alimentarios, ligados a problemas de alérgenos.